Conciencia Integral
 

Una correcta ciencia es fundamento de una correcta espiritualidad,

y viceversa. En el desarrollo transpersonal del Ser, la una no puede co-existir sin la otra. Por ello, puedo afirmar, y sin temor a equivocarme, que una profunda, real y coherente [...] base psicoterapéutica de la persona es condición necesaria y paralela (en este sentido) para alcanzar una aceptable y plena realización del Ser (en su sentido más integral). De lo contrario, se caería en el llamado "by-pass espiritual

Ken Wilber

 

La psicología transpersonal (y la práctica clínica que incluye este trabajo) es un enfoque terapéutico que apunta a que el ser humano alcance niveles óptimos de bienestar y salud psicológica, dando importancia a las modificaciones de los estados de conciencia, más allá de los límites del ego y la personalidad. Conecta lo psicológico con la conciencia, en la búsqueda de la auto-realización y la auto-trascendencia del hombre.

 

La autotrascendencia se puede definir como: “el estado de conciencia en donde el sentido de identidad se expande más allá de las definiciones ordinarias y autoimagen de la personalidad individual. Esto nos encamina hacia una óptima salud mental, ya que exploramos estados de desarrollo personal que se extienden más allá del ego individual, hasta incluir amplios aspectos del género humano, naturaleza o cosmos” Esta corriente psicológica, surge en los años 60, como una alternativa de unificar e integrar los conocimientos de las psicologías tradicionales de occidente, con la sabiduría de los grandes maestros de oriente. La Psicología Transpersonal no excluye a las corrientes psicológicas conocidas hasta entonces como: el conductismo, el psicoanálisis y la psicología humanista. Estos modelos terapéuticos tenían como objetivo principal la adaptación del individuo a su medio ambiente. No admitían la posibilidad de un desarrollo psicológico más elevado (en especial las dos primeras que eran más reduccionistas).

 

Abraham Maslow, uno de los principales precursores humanistas, se interesó en aquéllas posibilidades que iban más allá de la autorrealización, donde el individuo trasciende los límites de la identidad y la experiencia. Dijo Maslow: “....considero que la psicología humanista, la psicología de la tercera fuerza, es un movimiento de transición, una preparación para una cuarta psicología, superior a ella, transpersonal, transhumana, centrada en el cosmos, más que en las necesidades e intereses humanos. Una psicología que va más allá de la condición humana, de la identidad, de la auto-realización...”. La psicología transpersonal estudia e investiga las interacciones (procesos, eventos y experiencias) de la psiquis con nuestro sentido de la identidad, y establece métodos y aplicaciones terapéuticas para transcender al ego y sanar posibles traumas psicológicos que nos limitan de forma inconsciente.

 

El término transpersonal significa “más allá” o “a través de” lo personal, y en este “más allá” se produce una conexión con una realidad más grande y significativa (Daniels, 2005, p. 11-12). El término transpersonal suele asociarse generalmente a espiritual, dado que en este ir “más allá”, la identidad se expande para entrar en contacto con una realidad generalmente “invisible”, más grande y significativa. Según la revista estadounidense The Journal of Transpersonal Psychology se trata de «el estudio del potencial más elevado de la humanidad y el reconocimiento, compresión y puesta en práctica de estados de conciencia trascendentes, espirituales y unificadores»

 

Esta escuela considera a Richard M. Bucke, William James, C.G. Jung, Roberto Assagioli, Aldouz Huxley, Abraham Maslow, y Carl Rogers  como los que asentaron las bases de lo que posteriormente se convertiría en la Psicología Transpersonal.

 

La Psicología Transpersonal es un movimiento que tuvo origen a finales de los años 60, por un grupo de psicólogos y psiquiatras como Stanislav Grof, Anthony Sutich, Miles Vich, Abraham Maslow, entre otros, que consideraron que era necesario investigar y desarrollar una nueva rama de la psicología que estudiase un conjunto de experiencias y fenómenos de la conciencia que hasta la fecha consideraron que la psicología corriente no atendía suficientemente. En consecuencia, en 1969, Maslow propuso el término transpersonal para designar esta nueva psicología, que sería, para Maslow, la “Cuarta Fuerza”. La primera era el conductismo, la segunda el psicoanálisis y la tercera la psicología humanista. Con la fundación de esta nueva escuela, se lanzó la revista Journal of Transpersonal Psychology y en 1972 se estableció la Asociación para la Psicología Transpersonal, organizando las primeras conferencias el año siguiente.

 

Algunos de sus presidentes incluyen Arthur Hastings, Daniel Goleman, y Robert Frager entre otros. En la década de 1980 y 90 sobre este campo desarrollaron sus propuestas a través de las obras de autores tales como Jean Houston, Stanislav Grof, Ken Wilber, Michael Washburn, Frances Vaughan, Roger Walsh, Stanley Krippner, Michael Murphy, Charles Tart, David Lukoff, Vasily Nalimov y Stuart Sovatsky.

 

 

 

 

 

 

 

La verdadera educación, al mismo tiempo que estimula el aprendizaje de una técnica, debe realizarse algo de mayor importancia; debe ayudar al hombre a experimentar, a sentir el proceso integral de la vida. 

         J.Krishnamurti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      

      

 

      

 

                 Consciencia en el Yoga

                                 

                                         by Denis Criado

 

 

 

         

Profesor de Yoga y Meditación. Filósofo. Artista.

Para sesiones privadas individuales y/o de grupo, entrevistas, eventos y 

retiros privados contactar a: denis.criado@gmail.com

             

                                                                   Namasté

    

             

                                       

 

          

       

       

 

                     

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now