Manejo del Estrés

 

¿Ha sido difícil permanecer enfocado en tu trabajo debido a alguna preocupación personal? ¿Tienes sueño durante las horas laborales o en una reunión? ¿Tienes temores exagerados por ser despedido? ¿Te cuesta tomar decisiones en el trabajo?  ¿Te distraes fácilmente con llamadas, correos y mensajessabiendo que tienes una tarea pendiente? ¿Estás irritable a lo que te dice tu jefe y/o compañeros? ¿Te cuesta trabajar enfocado sin estar pendiente del celular y sus aplicaciones constantemente? ¿Te cuesta mantener la concentración y serenidad en tu trabajo?

 

La ansiedad y el estrés es una reacción innata del organismo cuando tiene que hacer frente a una situación que pone en jaque el equilibrio entre la demanda percibida y los recursos disponibles. Si nos fijamos, esta dialéctica entre demanda y recursos es la normalidad de nuestra vida: el flujo de la vida no es más que el ir y venir del equilibrio entre los dos componentes y la ruptura constante de él. A este juego dialéctico lo llamamos homeostasis. Todo se desarrolla en ese marco: crecer, respirar, alimentarnos, dormir, procrear... Por eso el constante ir y venir entre ruptura y recomposición constituye el motor mismo de la vida, el desarrollo y la evolución.

 

“Hablamos de alertas rojas, como son el creciente ausentismo, la disminución en el desempeño laboral,

llorar o enojarse por el trabajo y ser incapaces de terminar las tareas”

Diane Larson, consultora de asistencia personal en Cigna Behavioral Health.

 

Sin embargo, cuando la demanda supera los recursos disponibles para afrontarla, ya sea realmente o tal y como lo percibimos, surge la respuesta de estrés, que es simplemente una hiperactivación psicofisiológica del organismo para poder hacer frente a una situación de emergencia. Si esta reacción es puntual y específica, suele ser útil para responder adecuadamente a la situación que sea y poder adaptarnos a los cambios. Pero cuando esta reacción se vuelve crónica, se genera un desequilibrio y malestar a nivel físico, mental y emocional, con altísimos costes para el bienestar general y la calidad de vida de la persona, que llega a afectar a su rendimiento y sus relaciones. Si el estrés se mantiene se perpetúa el estado de alerta, y la reacción de estrés se retroalimenta, en una rueda perversa en la que el llamado “estrés crónico” genera más estrés. 

 

“Más de la mitad de los 550 millones de días laborales perdidos anualmente

en Estados Unidos por ausentismo se relacionan con el estrés”

Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

 

La práctica de Mindfulness nos permite desarrollar recursos internos de auto-observación y auto-regulación, que nos permiten desactivar la reacción automática del estrés crónico, al hacer conscientes las reacciones corporales y emocionales ante el acontecimiento o situación estresores: aprendemos a detenernos, a hacer una pausa y a responder de manera consciente, rompiendo la cadena que conduce al estrés crónico. Entrenar la mente para estar plenamente atento en el momento presente es justamente lo contrario a lo que sucede en la reacción crónica del estrés, y con ello conseguimos:

 

  • Aumentar la capacidad de manejar situaciones estresantes.

  • Una mayor claridad en la toma de decisiones.

  • Más creatividad en la resolución de conflictos.

  • Mantener el equilibrio y el foco mental sostenido en ambientes desafiantes.

  • Reducir las reacciones automáticas de estrés, haciendo elecciones conscientes en respuesta a los diferentes desafíos.

  • Involucrarnos con los demás a través de relaciones auténticas y genuinas.

  • Crear y sostener hábitos de vida y de trabajo saludables.

  • Acceder a un mayor nivel de calma y estabilidad. 

 

Las enfermedades crónicas relacionadas con el estrés (enfermedades cardiacas, cáncer, depresión o ansiedad) son la principal causa de muerte en los países desarrollados (OMS, 2010). El gasto total en salud mental se espera que se duplique entre el 2003 y el 2014, llegando a 239 billones de dólares. El desafío global es que las personas puedan mejorar sus capacidades psicoemocionales para manejar el estrés, mejorar la atención y autorregular los pensamientos y emociones negativas. 

 

Hans Selye estableció diferentes fases que explican la reacción del organismo ante situaciones que desencadenan la respuesta del estrés. En este proceso de adaptación por parte del organismo se dan tres fases: de alarma, de adaptación y de agotamiento. 

 

1.- Fase de alarma: ante la percepción de un peligro potencial se produce una reacción de alarma durante la cual el cuerpo responde incluso sin que seamos conscientes de ello, preparándose para sortear el riesgo o enfrentarnos a él con toda la energía disponible en un tiempo mínimo.  

 

2.- Fase de resistencia o adaptación: en ella el organismo intenta superar, adaptarse o afrontar lo que percibe como una amenaza, para lo cual los niveles de corticoesteroides se normalizan y desaparece la sintomatología de la etapa anterior. 

 

3.- Fase de agotamiento: ocurre cuando la agresión se repite con frecuencia o es de larga duración, y cuando los recursos de la persona para conseguir un nivel de adaptación no son suficientes. Llega un momento en que el cuerpo no puede continuar el esfuerzo: tras la resistencia continua, las energías se acaban, el equilibrio interno largo tiempo amenazado se rompe, el sistema inmunológico se ve afectado, la capacidad de resistir a los agentes patógenos de cualquier tipo disminuye y la enfermedad aparece. 

      

      

 

      

 

                 Consciencia en el Yoga

                                 

                                         by Denis Criado

 

 

 

         

Profesor de Yoga y Meditación. Filósofo. Artista.

Para sesiones privadas individuales y/o de grupo, entrevistas, eventos y 

retiros privados contactar a: denis.criado@gmail.com

             

                                                                   Namasté

    

             

                                       

 

          

       

       

 

                     

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now